La videovigilancia es una herramienta esencial para garantizar la seguridad y el bienestar en hospitales y residencias de ancianos. En Zaragoza, la adopción de sistemas de videovigilancia basados en inteligencia artificial está revolucionando la atención médica.

Las cámaras de videovigilancia proporcionan una capa adicional de seguridad y ofrecen ventajas únicas en entornos de atención médica. La capacidad de monitorear constantemente las instalaciones permite una respuesta rápida a cualquier incidente, lo que puede ser vital en situaciones de emergencia.

La inteligencia artificial añade una nueva dimensión a la videovigilancia. Las cámaras inteligentes pueden detectar comportamientos anómalos o peligrosos, como caídas o deambulación excesiva (para detectar intrusos), y alertar al personal médico de inmediato. Esto mejora la seguridad del paciente y libera al personal para que se concentre en otras tareas importantes.

Detección de caídas mediante videovigilancia con inteligencia artificial

Las cámaras de videovigilancia equipadas con inteligencia artificial (IA) pueden detectar caídas mediante el uso de algoritmos de aprendizaje automático. Estos algoritmos analizan los datos en tiempo real para detectar actividades sospechosas y activar sistemas de alarmas cuando sea necesario1.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Protección de datos.
I Accept

Una cámara de detección de caídas impulsada por IA escanea y monitorea constantemente una ubicación. Las cámaras estereocópicas, al poder calcular volúmenes detecta de manera inteligente cuando una persona está en su campo de visión y usa umbrales de altura preprogramados para identificar si esa persona está de pie o no. Si la persona se mueve por debajo de una altura especificada y permanece en ese lugar durante un período de tiempo determinado, la cámara lo clasificará como una caída, lo que generará una alarma instantáneamente.

Según la Organización Mundial de la Salud, las caídas son la segunda causa de muerte accidental a nivel mundial, ampliándose el riesgo de lesiones graves proporcionalmente a la edad del que la sufre. Una reciente investigación del CDC de Estados Unidos indicó que más del 25% de las personas de 65 años o más sufre alguna caida durante el año, y un 20% deriva en una lesión grave.

 

En Zaragoza, los hospitales y las residencias de ancianos están liderando el camino en la adopción de esta tecnología. La implementación de sistemas de videovigilancia basados en inteligencia artificial está mejorando la calidad de la atención, aumentando la eficiencia y proporcionando tranquilidad a los pacientes y sus familias.

 

Enlaces a artículos relacionados: