La videovigilancia en las comunidades de propietarios: derechos, obligaciones y consejos para su instalación y uso.

La videovigilancia es un sistema de seguridad que consiste en el uso de cámaras de vigilancia que captan y graban imágenes y sonidos de un determinado espacio, con el fin de prevenir, detectar e identificar posibles amenazas, delitos o incidentes1.

Cada vez son más las comunidades de propietarios que optan por instalar cámaras de vigilancia en sus zonas comunes, como el portal, el garaje, el jardín, la piscina, etc. Sin embargo, la instalación y el uso de estas cámaras no es algo que se pueda hacer de forma arbitraria, sino que está sujeto a una serie de normas y requisitos legales que hay que respetar, tanto por parte de la comunidad como de los vecinos.

En este artículo te explicamos cuáles son los derechos y las obligaciones que implica la videovigilancia en las comunidades de propietarios, y te damos algunos consejos para su correcta instalación y uso.

¿Qué se necesita para instalar cámaras de vigilancia en una comunidad de propietarios?

Para instalar cámaras de vigilancia en una comunidad de propietarios se necesita el acuerdo de la junta de propietarios, que quedará reflejado en las actas de dicha junta. Este acuerdo también será necesario para la instalación de cámaras en las piscinas comunitarias. Se recomienda que en el acuerdo se reflejen algunas de las características del sistema de videovigilancia, como el número de cámaras o el espacio captado por las mismas2.

Según la normativa de cámaras de seguridad en comunidades de vecinos1, para instalar cámaras de vigilancia en una comunidad de propietarios, se debe contar con el voto favorable de 3/5 partes de la totalidad de los propietarios, que a su vez representen las 3/5 partes de las cuotas de participaciónEste acuerdo se debe reflejar en las actas de la junta de propietarios2.

Además, se deberá informar de forma clara y permanente de la existencia de cámaras o videocámaras mediante un cartel informativo, que indicará de forma clara la identidad del responsable de la instalación, ante quién y dónde dirigirse para ejercer los derechos que prevé la normativa de protección de datos, y dónde obtener más información sobre el tratamiento de los datos personales2.

Asimismo, se deberá elaborar el registro de actividades referido a este tratamiento, que se trata de un documento interno que recoge los datos básicos del sistema de videovigilancia, como el responsable, la finalidad, la base jurídica, los destinatarios, los plazos de conservación, etc. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ofrece un modelo de registro de actividades en su guía sobre el uso de videocámaras3.

¿Qué se puede y qué no se puede hacer con las cámaras de vigilancia en una comunidad de propietarios?

Las cámaras de vigilancia en una comunidad de propietarios solo se pueden utilizar para fines de seguridad, y no para otros fines, como el control laboral, el espionaje, el entretenimiento, etc. Además, las cámaras solo podrán captar imágenes de las zonas comunes de la comunidad, y no de la vía pública, salvo que resulte imprescindible para la finalidad perseguida, a excepción de una franja mínima de los accesos al inmueble, ni tampoco imágenes de terrenos y viviendas colindantes o de cualquier otro espacio ajeno2.

Si se utilizan cámaras orientables y/o con zoom, será necesaria la instalación de máscaras de privacidad para evitar captar imágenes de la vía pública, terrenos y viviendas de terceros. Las cámaras no podrán captar imágenes de las ventanas o balcones de las viviendas de los vecinos, ni de las zonas reservadas al uso exclusivo de los propietarios, como los trasteros o las plazas de garaje2.

El acceso a las imágenes estará restringido a las personas designadas por la comunidad, que deberán guardar secreto sobre las mismas. En ningún caso estarán accesibles a los vecinos mediante canal de televisión comunitaria. Si el acceso se realiza con conexión a Internet, se restringirá con un código de usuario y una contraseña, que solo serán conocidos por las personas autorizadas a acceder a dichas imágenes2.

Las imágenes se conservarán durante un plazo máximo de un mes, salvo que deban ser conservadas por más tiempo para ponerlas a disposición de las autoridades competentes. Transcurrido ese plazo, se procederá a su destrucción2.

¿Qué derechos tienen los vecinos y las personas que acceden a una comunidad de propietarios con cámaras de vigilancia?

Los vecinos y las personas que acceden a una comunidad de propietarios con cámaras de vigilancia tienen una serie de derechos que pueden ejercer ante el responsable de la instalación, que son los siguientes:

  • Derecho de acceso: Permite conocer si se están tratando o no sus datos personales, y en caso afirmativo, obtener información sobre el origen, la finalidad, los destinatarios, el plazo de conservación, etc. de dichos datos.
  • Derecho de rectificación: Permite corregir los datos personales que sean inexactos o incompletos.
  • Derecho de supresión: Permite solicitar la eliminación de los datos personales cuando, entre otros motivos, ya no sean necesarios para la finalidad para la que fueron recogidos, o cuando se haya retirado el consentimiento o se haya ejercido la oposición al tratamiento.
  • Derecho de oposición: Permite oponerse al tratamiento de los datos personales cuando existan motivos legítimos o cuando el tratamiento se realice con fines de mercadotecnia directa.
  • Derecho de limitación: Permite solicitar la suspensión del tratamiento de los datos personales cuando se impugne su exactitud, se alegue su ilicitud, se oponga a su supresión o se requiera su conservación para el ejercicio o la defensa de reclamaciones.
  • Derecho de portabilidad: Permite recibir los datos personales que se hayan facilitado al responsable en un formato estructurado, de uso común y lectura mecánica, y transmitirlos a otro responsable sin impedimentos, cuando el tratamiento se base en el consentimiento o en un contrato y se efectúe por medios automatizados.

Estos derechos se pueden ejercer mediante un escrito dirigido al responsable de la instalación, acompañado de una copia del documento de identidad del solicitante. El responsable deberá responder en el plazo de un mes, que podrá prorrogarse otros dos meses en caso de que sea necesario.

Nota: Hay que tener en cuenta que el ejercicio de estos derechos, al ser un fichero de vídeo, puede estar limitado por temas técnicos. Por ejemplo puede ser imposible eliminar las imágenes de un propietario sin afectar a las grabaciones de otros vecinos que sí quieren ser grabados.

¿Qué consejos se pueden seguir para instalar y usar correctamente las cámaras de vigilancia en una comunidad de propietarios?

Para instalar y usar correctamente las cámaras de vigilancia en una comunidad de propietarios, se pueden seguir los siguientes consejos:

  • Buscar el asesoramiento de un profesional o de una empresa especializada en videovigilancia, que pueda ofrecer un servicio de calidad y garantizar el cumplimiento de la normativa de protección de datos.
  • Elegir el tipo de cámara más adecuado para cada zona, teniendo en cuenta la calidad, el ángulo, la visión nocturna, el audio, el movimiento, el zoom, etc. de las mismas.
  • Instalar las cámaras en lugares visibles y estratégicos, que cubran el mayor espacio posible sin invadir la privacidad de terceros, y que no puedan ser manipuladas o dañadas fácilmente.
  • Colocar el cartel informativo en los distintos accesos a la zona videovigilada, y en lugar visible, siguiendo el modelo que ofrece la AEPD.
  • Poner a disposición de los afectados la información adicional sobre el tratamiento de los datos personales, que puede estar disponible en conserjería, recepción, oficinas, tablones de anuncios, o ser accesible a través de Internet.
  • Restringir el acceso a las imágenes a las personas autorizadas por la comunidad, y proteger el acceso con un código de usuario y una contraseña, si se realiza con conexión a Internet.
  • Conservar las imágenes durante el plazo necesario, y destruirlas una vez transcurrido el mismo, siempre y cuando no hayan grabado delitos en cuyo caso estarán a disposición de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de Jueces.